sábado, 13 de febrero de 2010

SÓLO TENGO ESTE AMOR REBELDE E INSUMISO






AHORA TE ESCRIBO

 SOBRE  HOJAS SECAS






Ahora te escribo sobre las hojas

secas .


Sin jambas están las puertas

de mi casa


y se desvencijan hacia ti sus

palomares .


Bebo del libre albedrío de los

peces


y soy delfín arquero

de la espuma .


Me derramo en versos,


goteo luciérnagas y rezumo


plenilunios de verbo enamorado,


rescoldos de mi vida que así

entrego al Infinito


y al amor que me llena

 cuanto más me


desprendo hacia ti en la noche.


Mis liturgias de luz


sólo a amor te convocan,


no a destierros, ni a zarzales.


Yo no sé ningún tristísimo canto

de sirena


para el naufragio certero de tu

boca.


Sólo tengo este amor rebelde e

insumiso


que me hace escribir

sobre hojas secas


y grabar nuestros nombres


sobre tumbas de viejos amantes

enlazados.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POEMA AL DONCEL
 
DE LAS PESTAÑAS

DE   VENCEJOS















¡Oh, mi doncel de las pestañas de

vencejos!


¡Qué turbación provocas si a una

flor te arrimas!


Te bendice la anémona y el filial

acanto


a tu paso las adelfas inician regios

protocolos.


Provocas lujuria en las pobres

azucenas


que fueron consagradas para

altares virginales.


El lirio queda sonrojado por su

expiación


en túnica nazarena no escogida .


Los cerezos danzan en tu

presencia,


agitando sus ramas para

alfombrarte de flores.


Yo soy tu flor de la pasión,


arráncame de mí para tu pecho,


embriágate de las lágrimas

fragantes


que por ti yo he derramado









y después de haber sido


-en solapa audaz y mundana-


tu divisa vencedora


prénsame entre tus libros,


que sean tus versos de amor mi

tumba.

















A SAN VALENTÍN



















Patrón ¿Qué hacemos hoy?


Está todo completamente decorado


con guirnaldas de rosas,


ñoños corazones y angelitos mofletudos,


dispuestos a disparar flechas quién sabe a dónde.




Parece que toman tu nombre en vano,


con eso de convertir el mundo


en una empachosa pastería de
merengue y fresa




con películas lacrimógenas


de final feliz- beso incluído.




Pero ¿qué hacemos nosotros,


los que vamos por ahí más solos que la una?




¿Los que erramos en amar a quien no nos ama


y no amamos a quien de verdad sí nos ama?




-¡Qué vaya trabalenguas nos da la
vida a veces,


más desdichado y más doliente!-




 

¿Qué hacemos, Patrón, ?


Los que dormimos solos,


los que tenemos el buzón vacío de cartas


y sólo se acordarán de nosotros los bancos,


-encima por morosos-


Los que comeremos el pan ácimo
de cada día,


sin el cálido sabor de que alguien


-en alguna parte del mundo-


nos recordará con nostagía.




Los que no recibiremos ni una llamada,




ni un simple SMS diciendo "Te
extraño",


ni un ramo de rosas coloradas,


ni una orquídea de papel pintado,


-comprada a toda prisa -


ni una caja de bombones rellenos de Cointreau,




ni un elefante de la suerte, con la

trompa levantada,




ni un osito de peluche con un "te
quiero"



en letras fosforescente,






Ya ves, nosostros,los solitarios,

seguramente,


seremos quienes de verdad hoy te honremos


al pedirte que nos mandes


un bendito amor, un auténcio mirlo blanco


al que regalarle el año que viene


-aunque sea muy hortera -


un pastel de fresa en forma de corazón


con un Cupido de plástico.


 

AUNQUE RONQUE MÁS QUE UN ELEFANTE


Patrón, ya sé que hoy estás desbordado de trabajo,



que todos te reclaman y vas de aquí para allá



con la prisa de un ejecutivo con cartera de

expedientes




y tu móvil sin parar de sonar, sin secretaria,



ni administrativos que te ayuden .



Que los otros Santos :



Antonio de Padua,Cecilio,



Magín o Nicolás Casadoncellas;



están a la baja en la cotización



en bolsa de los Santos alcahuetos



que tercian en amores



y te han dejado a ti toda la obra .



Pero, si te es posible, acuérdate de mí



y mándame un amor hermoso.



Yo no te exijo que sea para siempre



¡Pues el •"para siempre "dura tan poco!



Quiero un amor que me enamore cada día.



Que me llene la copa de ilusión y jilgueros.



y la casa de de violines y rosas .



Que sepa remendar con seda la vela



del velero en que viajemos juntos,



con la magia del que enhebra sueños infantiles.







Que me haga reir, que bastante



me han hecho llorar otros.



Que respete mi reposo ,mis silencios,



pero que ame aún con más locura






mis versos y mi vuelo en verbo vivo



¿No sé qué más pedirte ?



¡Ah, sí una última cosa!


 
Que me tape por la noche,



con su cuerpo, si hace frío





y que despierte abrazado a mí cada mañana;



aunque yo duerma más que una marmota








 
o ronque más que un elefante.







 
 
 
 
 
 
 
 
NO HAY CUPIDO QUE SE

ATREVA CONMIGO









Puede que no haya un Cupido que
se atreva


conmigo ni me azuce, ni le sirva

de diana




ya mi pecho de pétalo o de pulga.


Ni ángel miope que me adopte



en el refugio de las almas sin
techo.
 



Ni hada-pava que quiera convertirme



en princesa del bostezo .


Ni genios liberados de mágicas lámparas



que vengan a ofrecerle las Minas


del Rey Salomón y de los cuarenta ladrones.
 
Ni Maquiavelos pretendiendo tentarme con maletas de dinero o
bolsas de altramuces .
 
 
Ni un solo pararazzi escrutando en mi basura



en la búsqueda de un poema roto


para cobrar una exclusiva.
 
Ni hay ahí fuera un Ejército e Salvación,



con banda de música y trombones


que desee rescatarme de mi
alcoholismo de versos


y mi adición irredenta a los poetas .

 













Ni un San Jorge que me mate -¡no un dragón!-



sino una araña en la puerta de mi casa .
 
Porque puede que no haya un
Cupido que se atreva



y en su lugar me envíe a un

desventurado representante


de robots de cocina que ansía
indultarme -


con lisonjas- de fogones, freidoras y estropajos.
 
Ignora el vendedor que yo no paro mucho



en el mundo cotidiano que estoy siempre


de viaje, por ahí, de punta a punta


del arco-iris, como mínimo.










































 
 
 
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada